Tomo I, Sección I

LA EVOLUCIÓN SUPRAMENTAL

 

Han habido tiempos cuando la búsqueda por el alcance espiritual fue, por lo menos en ciertas civilizaciones, más intensa y propagada que ahora, o más de lo que haya sido en el mundo en general durante los últimos siglos. Porque ahora la pauta parece ser, el principio de una nueva forma de búsqueda, la cual comienza con lo que se ha logrado en el pasado y se proyecta ella misma hacia un futuro mejor. Pero siempre, inclusive en la edad de los Vedas o en Egipto, el logro espiritual o el conocimiento oculto fue confinado / limitado a unos pocos, no fue diseminado en la masa total de la humanidad. La masa de la humanidad evoluciona despacio, llevando o conteniendo en ella misma todos los niveles de la evolución desde el hombre material y vital hasta el hombre mental. Una pequeña minoría ha llegado más allá de las barreras, abriendo las puertas al conocimiento oculto y espiritual y preparando el ascenso de la evolución más allá del hombre mental en el ser espiritual y supramental. Algunas veces esa minoría ha ejercido una influencia enorme, como en la India Védica, Egipto o, de acuerdo con la tradición, en la Atlántida, y ha determinado la civilización de la raza, dándole un fuerte toque de lo espiritual o de lo oculto; otras veces ella se separó formando escuelas y órdenes secretas, sin influenciar directamente ninguna civilización, y éstas se hundieron en la ignorancia material, el caos y la oscuridad, o en la iluminación externa que repudia el conocimiento espiritual.

Los ciclos de la evolución tienden siempre a elevar, pero ellos son ciclos y no ascienden en una línea recta. Por lo tanto, el proceso da la impresión de una serie de ascensos y descensos, pero lo que es esencial para adquirir la evolución es retenido, o inclusive si es eclipsado por un tiempo, reaparece en una nueva forma adecuada y satisfactoria a la nueva era. La creación ha descendido todos los grados del ser desde la Supermente a la Materia y en cada grado, ella ha creado un mundo, un reino, un plano o un orden propio a ese grado. En la creación del mundo material hubo una zambullida de la Consciencia descendiendo dentro de una Inconsciencia aparente y un emergencia fuera de ella, grado por grado, hasta recobrar su más alta cima espiritual y supramental y manifestar sus poderes aquí en la materia. Pero inclusive en la Inconsciencia hay una Consciencia secreta que es la que trabaja, diríamos, por una intuición propia de ella misma, escondida e implicada. En cada etapa de la Materia, en cada etapa de laVida, esta Intuición asume un trabajo propio de esa etapa y actúa detrás del velo, ayudando y haciendo cumplir las necesidades inmediatas de la Fuerza creativa. Hay una Intuición en la Materia que sostiene la acción del mundo material desde el electrón hasta el sol y los planetas y todo lo que ellos contienen. Hay una Intuición en la Vida la cual igualmente ayuda y guía el juego y el desarrollo de la Vida en la Materia hasta que ésta, esté preparada para la evolución mental de la que el hombre es el vehículo. En el hombre también la creación sigue el mismo progreso ascendente, – la Intuición interior se desarrolla de acuerdo con la etapa que él ha alcanzado en su progreso. Inclusive, el intelecto preciso de un científico, que está inclinado a negar la existencia separada o la superioridad de la Intuición, no puede realmente seguir adelante a menos que haya detrás de él una Intuición mental, que lo capacite a tomar un paso hacia adelante o hacia lo divino que tenga que ser hecho. La Intuición, por lo tanto, está presente en el principio, en el medio y en la consumación de todas las cosas.

Pero la Intuición toma su propia forma solamente cuando uno va más allá de lo mental, en el dominio espiritual, porque solo allí ella puede salir completamente de detrás del velo revelando su verdadera y completa naturaleza. Junto con la evolución mental del hombre ha estado ocurriendo también el principio del proceso de otra evolución que ha estado preparando el ser espiritual y supramental. 

Esta evolución ha sido de dos clases, una que descubre las fuerzas ocultas secretas en la Naturaleza, en los planos escondidos y los mundos ocultos de nosotros por el mundo de la Materia, y la otra el descubrimiento del alma y el yo espiritual del hombre. 

Si la historia de la Atlántida es correcta, es la del progreso que fue al extremo del conocimiento oculto, pero que no pudo llegar más allá. En la India del tiempo de los Vedas nosotros tenemos documentos que indica la otra clase de logros, la del descubrimiento del yo espiritual; el conocimiento oculto estaba allí pero estaba subordinado. Nosotros podemos decir que aquí en la India el reino de la Intuición llegó primero y la Mente intelectual se desarrolló después en la filosofía y en la ciencia. Pero la verdad es que evidentemente la masa de los hombres en ese tiempo, vivió enteramente en el plano material, adorandolas divinidades de Naturaleza material, y buscando de ellos objetos completamente materiales. El esfuerzo de los místicos Védicos les reveló las cosas detrás de todo, a través del poder de la vista y el oído interno y de la experiencia la cual estaba limitada solamente a un número limitado de buscadores y sabios, y guardadas cuidadosamente en secreto de la masa de la humanidad – los místicos siempre insistieron en el secreto. Nosotros muy bien podemos atribuir este florecimiento de la Intuición en el plano espiritual a una rápida reaparición de los logros esenciales descendidos del ciclo anterior. Si analizamos la historia espiritual de la India encontraremos que después de alcanzar estas alturas hubo un descenso que intentó tomar cada nivel inferior de la consciencia ya evolucionada y unirlo con el espiritual en la cúspide o cumbre. La edad Védica fue seguida por un gran brote del intelecto y la filosofía que de esa manera tomó la verdad espiritual como sus bases y trató de alcanzarla nuevamente, no a través de una Intuición directa o un proceso oculto como los buscadores Védicos hicieron, sino por el poder del pensamiento reflexivo, especulativo y lógico de la mente; al mismo tiempo los procesos del yoga fueron desarrollados, los cuales usan la mente pensante como medio de llegar a la realización espiritual, espiritualizando la mente al mismo tiempo. Entonces, siguió la era del desarrollo de la filosofía y los procesos de yoga, los cuales usaron cada vez más el ser emocional y estético como medio de la realización espiritual, espiritualizando el nivel emocional en el hombre a través del corazón y los sentimientos. Esto estuvo acompañado por diferentes procesos como el Tántrico, que tomaron la voluntad mental, la voluntad de vida y la voluntad de las sensaciones e hicieron de ellas al momento los instrumento y el campo de espiritualización. En el Hatha yoga y en los varios intentos para la divinización del cuerpo hay también una clase de trabajo que procura o pretende llegar al mismo logro con respecto a la Materia viviente; pero esto todavía espera el descubrimiento de las verdaderas características del método y el poder del Espíritu en el cuerpo. Por lo tanto, nosotros podemos decir que la Consciencia universal después de su descenso en la Materia ha conducido la evolución allí en dos formas, una de ascenso para el descubrimiento del Yo y el Espíritu, la otra de descenso a través de los niveles de la mente, la vida y el cuerpo ya evolucionados, para hacer descender la consciencia espiritual en estos, y realizar de esa forma, alguna intención secreta en la creación del universo material.

 El principio de nuestro yoga es el asumir, abreviar y completar este proceso; es un esfuerzo para levantarnos lo más alto posible al nivel supramental y hacer descender su consciencia y poder en la mente, vida y cuerpo.

La condición de nuestra civilización materialista hoy en día, con un intelecto exteriorizado y una vida de esfuerzo que ustedes encuentran tan dolorosa, es un episodio, pero uno que quizás es inevitable. Porque si la espiritualización de la mente, la vida y el cuerpo, es la cosa a ser lograda, o sea, la presencia consciente del espíritu inclusive en la consciencia física y el cuerpo material, una era que ponga la Materia y la vida física a la vanguardia y se consagre ella misma al esfuerzo del intelecto para descubrir la verdad de la existencia material, tiene quizás que llegar. Por un lado, materializando todo hasta el mismo intelecto, ha creado la dificultad extrema del buscador espiritual que ustedes hablan, pero por otro lado ha dado a la vida en la Materia una importancia que la espiritualidad del pasado estaba propensa a negarla. En cierto modo, ha hecho que la espiritualización de eso sea una necesidad para la búsqueda espiritual y de esa manera ha ayudado al descenso del movimiento de la consciencia espiritual evolucionando en la naturaleza tierra. Más que eso no podemos pedir; su efecto consciente ha sido más bien sofocar y casi extinguir el elemento espiritual en la humanidad; es solamente por el uso divino de la presión de los contrarios y una intervención de lo alto que habrá un resultado (efecto y consecuencia) espiritual.

*

**

Todas las facetas de la historia humana pueden ser consideradas como un trabajo de la consciencia en la tierra en la que cada una de ellas tiene su lugar y significado, de manera que esta faceta materialista / intelectual tiene que venir y tiene que tener, sin duda alguna, su propósito y significado. Uno puede también opinar, que uno de sus resultados fue el experimento para ver que tan lejos y en que circunstancia la consciencia humana iría a través de un control intelectual y externo de la Naturaleza con un significado e intención físico e intelectual solamente y sin la intervención de ninguna consciencia o conocimiento superior – o eso que pueda ayudarlo por la resistencia a atraer la consciencia espiritual que está creciendo detrás de todas las vicisitudes para obtener el control de la Materia y transformarla en lo Divino, como los Tántricos y los Vaishnavas trataron de hacer con la naturaleza emocional y vital baja, no contentos ellos mismos con el giro Vedanta de la mente hacia lo Supremo. Pero es difícil ir más allá de todo eso o sostener que ese materialismo es una cosa espiritual o que es algo oscuro / ignorante, ya que eso que confundió y llevó a un estado violento a la Europa contemporánea fue una preparación indispensable para el descenso del espíritu. Esta ignorancia / oscuridad y violencia aparentemente propensa a destruir esa luz del idealismo mental y el deseo de armonía, como ha triunfado en establecerse ella misma en la mente de la humanidad, es obviamente debido al descenso del fiero y oscuro Poder vital que busca poseer el mundo humano para sí mismo y no para el propósito espiritual. Es verdad que tal precipitación de las fuerzas de Asura de los mundos oscuros vitales han sido predichas por muchos ocultistas como uno de los primeros resultados de la presión del descenso Divino en su dominio vital, pero eso fue observado como una circunstancia de la batalla, no como algo que ayudaba hacia la Victoria Divina. La agitación de la Materia por el intento del intelecto humano de conquistar la Naturaleza material y usarla para sus propósitos puede romper algo de la pasividad y la inercia, pero está hecho con fines materiales y con un espíritu rajácico, con una negación de la espiritualidad como su base mental. Tal intento puede terminar, y definitivamente parece que está terminando, en caos y desintegración, mientras un nuevo intento en creación y reintegración parece combinar la rigidez oscura de la Naturaleza material con una resurrección de la barbárica brutalidad y violencia de la Naturaleza media animal o animalística vital. ¿Cómo las fuerzas espirituales negociarán con todo para hacer uso de tal agitación de las energías del universo material? El camino del Espíritu es el camino de la paz, la luz y la armonía; si el tiene que ir a la batalla, es precisamente por la presencia de esas fuerzas que buscan de una manera u otra extinguir o prevenir la luz espiritual. En el cambio espiritual, la inercia tiene que ser sustituida por la paz divina y la calma; la energía rajácica problemática por un dinamismo tranquilo, potente, puro y liberado, mientras que la mente debe permanecer plástica / concisa para los trabajos de la Luz y el Conocimiento superiores. ¿Cómo la actividad del Materialismo se prestará ella misma al cambio? El Materialismo puede difícilmente ser espiritual en sus bases, porque su método básico es justamente lo opuesto de la forma espiritual de hacer las cosas. Lo espiritual trabaja desde adentro hacia afuera, desde el interior hacia el exterior, la forma materialista es el trabajo de afuera hacia adentro, desde lo exterior hacia lo interior. Hace del interior un resultado de lo exterior, fundamentalmente un fenómeno de la Materia, y así trabaja desde ese punto de vista de las cosas. El busca perfeccionar la humanidad por medios exteriores y uno de sus esfuerzos principales es construir una máquina social perfecta que entrene y obligue a los hombres a ser lo que deben de ser. La pérdida del ego en la Divinidad es el ideal espiritual; aquí es sustituido por la inmolación del individuo al estado militar e industrial. ¿Dónde está en todo eso la espiritualidad? La espiritualidad puede solamente venir al abrir la mente, lo vital y lo físico al Alma , al Yo Superior, a lo Divino en lo más profundo y recóndito de nuestro ser; y al subordinarnos a las fuerzas espirituales para servir como instrumento a los canales interiores de Luz, Conocimiento y Poder superiores. Otras cosas como lo mental, lo estético, y lo vital son frecuentemente nombrados incorrectamente "espirituales" pero ellos carecen de las características y rasgos esenciales de la espiritualidad, sin los cuales la palabra pierde su verdadero significado.

*

 ** 

Cuando hay una presión del mundo vital debido a los preparativos del Descenso de lo alto, ese mundo usualmente precipita algo de él mismo en el humano. El mundo vital es muy grande y en alto grado excede al humano en extensión. Pero usualmente el domina por influencia y no por descenso. Por supuesto el esfuerzo de esta parte del mundo vital es siempre mantener la humanidad debajo de su influencia y prevenir la Luz superior.

*

 ** 

El descenso vital no puede prevenir el supramental – aun menos, las naciones poseídas pueden hacerlo por su poder material, dado que el descenso supramental es primeramente una verdad espiritual que llevará si es necesario, consecuencias exteriores. Lo que el previo descenso vital ha hecho es falsificar la Luz que desciende, como en la historia de la Cristiandad, donde el descenso vital tomó posesión de las enseñanzas y las diluyó, despojándolas de cualquier abundancia en el esparcimiento o diseminación.

Pero la supermente es por definición una Luz que no puede ser distorsionada si ella viene con sus propios derechos y por su propia presencia. Es solamente cuando ella se restringe a sí misma y deja que los Poderes inferiores de consciencia usen una Verdad disminuida y desviada, que ese conocimiento puede ser tomado por las Fuerzas vitales para servir sus propios propósitos.

*

 ** 

Todo lo que usted diga, solamente cuenta en el asunto general, debido a que éste es un mundo de evolución lenta, en el cual el hombre ha emergido de la bestia y todavía no está completamente afuera de ella, una luz salida de la oscuridad y una consciencia superior salida, primero de una muerte o inercia, y después de una inconsciencia en pugna y problemática. Una consciencia espiritual está emergiendo, y es a través de esa consciencia espiritual que uno puede conocer lo Divino. Las religiones, llenas de lo mental y vital mezclados con la ignorancia y sus problemáticas, pueden solamente obtener un vislumbre de lo Divino; la razón positivista con sus preguntas basadas en las cosas como ella cree que son, y rehusando creer en nada más que pueda ser, no puede obtener de ninguna manera una visión. Lo espiritual es una consciencia nueva que tiene que evolucionar y ha estado evolucionando. Es completamente natural que al principio y por un largo tiempo, unos pocos deberán obtener la luz completamente, mientras un número mayor, – pero todavía un numero pequeño comparado con la masa de la humanidad, – deberá obtenerla parcialmente. Pero lo que ha sido ganado por unos pocos puede en esa etapa de evolución ser completado y más generalizado y eso es lo que estamos intentando hacer. Pero si esa gran consciencia de luz, paz y felicidad debe de ser conseguida u obtenida, eso no puede ser por la investigación y el escepticismo que solamente pueden retroceder en lo que ellos son y ellos dicen: "Es imposible, lo que no ha sido en el pasado no puede ser en el futuro, lo que ha sido tan imperfectamente realizado aun no puede ser mejor realizado en el futuro." Una fe, una voluntad, o por lo menos una demanda y aspiración persistente son necesarias – un sentimiento de que, con eso y solamente con eso yo puedo estar satisfecho, y empujar hacia eso sin cesar hasta que esté hecho. Esa es la razón por la cual, un espíritu de escepticismo y una negación, se atraviesan en el camino; porque ellos se interponen en contra de la creación de las condiciones en las cuales la experiencia espiritual se pueda revelar o descubrir ella misma.

*

 ** 

El descenso de la supermente es un proceso largo, o por lo menos un proceso con una larga preparación, y uno puede solamente decir que el trabajo continua algunas veces con una fuerte presión por completarlo, algunas veces atrasado por las cosas que surgen y tienen que ser resueltas antes de continuar su curso progresivo. Este proceso es un proceso evolutivo espiritual, concentrado en un período breve; él puede ser hecho de otra manera (por lo que los hombres consideran como una intervención milagrosa) solamente si la mente humana fuera más flexible y menos apegada de lo que es a su ignorancia. Como hemos imaginado y concebido, eso deberá manifestarse en unos pocos al principio y entonces expandirse, pero no es probable vencer a la tierra en un momento. No es recomendable discutir mucho que hará eso y como, porque esas son cosas que la supermente misma arreglará actuando en la Verdad Divina y con ella, y la mente no debe tratar de asegurarlo porque se le escapará por sus ranuras. Naturalmente, la liberación de la ignorancia del subconsciente, de las enfermedades, de la duración de la vida a voluntad, y un cambio en el funcionamiento del cuerpo deben de estar entre los últimos elementos de un cambio supramental; pero los detallesde estas cosas deben ser dejados a la Energía supramental para que trabaje de acuerdo a la Verdad de su propia Naturaleza.

El descenso de lo supramental es una necesidad inevitable en la lógica de las cosas y es por lo tanto seguro. Es porque las personas no entienden que lo que es la supermente, o porque no comprenden el significado del surgimiento de la consciencia en el mundo de la inconsciencia Material, que ellos no están capacitados para entender o a darse cuenta de esto que es inevitable. Yo supongo que un observador que atestigüe la verdad, si ha habido uno en el momento de la liberación del reino de la Materia inanimada en el principio de la tierra, habría criticado cualquier promesa del surgimiento de la vida en un mundo de una tierra muerta, rocas y minerales como un absurdo y una quimera. Ahora es lo mismo con la aparición de la supermente en la tambaleante mentalidad de este mundo de la consciencia humana y su ignorante razonamiento.

*

 ** 

Es completamente posible que hayan habido períodos de armonía en diferentes niveles, no supramental, los cuales fueron después perturbados – pero eso puede solamente ser un estado o lugar de descanso en una curva de evolución espiritual fuera de la Inconsciencia.

*

 ** 

Lo que significa esto es que lo Divino en su manifestación esencial se revela él mismo a nosotros como la Luz, la Consciencia, el Poder, el Amor y la Belleza. Pero en su manifestación cósmica actual, el Supremo, siendo el Infinito y no sujeto a ninguna limitación, puede manifestarse en Él mismo, en su consciencia de innumerables posibilidades, algo que parece ser el opuesto de él mismo, algo en el cual puede haber Oscuridad, Inconsciencia, Inercia, Insensibilidad, Desarmonía y Desintegración. Es eso lo que nosotros vemos como las bases del mundo Material y que hablamos hoy en día como la Inconsciencia – el Océano Inconsciente de el Rigveda en el cual el Uno estaba escondido y se levantó en la forma de este universo – o, como algo que algunas veces es llamado el no–ser, el Asat. La Ignorancia, que es la característica de nuestra mente y vida, es el resultado de este origen en la Inconsciencia. Además, en la evolución fuera de la existencia inconsciente se levantan naturalmente poderes y seres que están interesados en el mantenimiento de todas las negaciones de lo Divino, el error, la inconsciencia, el dolor, el sufrimiento, la oscuridad, la muerte, la debilidad, la enfermedad, la desarmonía y lo diabólico. De ahí es la perversión de la manifestación aquí y su inestabilidad para revelar la verdadera esencia de lo Divino. Sin embargo, en las bases mismas de esta evolución todo lo que es divino está ahí envuelto e involucrado y presionando para evolucionar, la Luz, la Consciencia, el Poder, la Perfección, la Belleza y el Amor. Porque en la Inconsciencia misma y detrás de las perversiones de la Ignorancia, la Consciencia Divina descansa escondida y está trabajando, y debe mostrarse, surgiendo cada vez más y más, arrojando al final su máscara. Esta es la razón por la que se dice que el mundo es llamado / designado a expresar lo Divino.

Su declaración acerca de la evolución supramental es correcta excepto que no luce posible que la humanidad como un todo llegará a ser supramental. Lo que es más propenso que pase, es que el principio supramental será establecido en la evolución por el descenso, justo como el principio mental fue establecido por la apariciónde la Mente pensante y el Hombre en la vida terráquea. Habrá una raza de seres supramentales en la tierra, justo como ahora hay una raza de seres mentales. El hombre mismo encontrará una mayor posibilidadde levantarse de los planos intermediarios entre su mente y su supermente, haciendo sus poderes efectivos en su vida, lo que quiere decir un gran cambio de la humanidad sobre la tierra, pero no es probable que el estado mental desaparezca de la escalera ascendiente, y si lo hace, la existencia ininterrumpida de una raza mental será necesaria para formar un nivel entre lo vital y lo supramental en el movimiento evolutivo del Espíritu.Tal descenso de seres superiores como usted sugiere, puede ser imaginado como parte del proceso del cambio. Pero la parte principal del cambio serál a aparición del ser supramental y la organización de una naturaleza supramental aquí, como un ser mental ha aparecido y una naturaleza mental se ha organizado ella misma, durante la última etapa de la evolución. Yo prefiero hoy en día, no hablar del descenso de los seres superiores porque es mi experiencia que eso lleva a la vanidad y frecuentemente al romanticismo egoísta que distrae la atención del verdadero trabajo, el trabajo de la realización de lo Divino y la transformación de la naturaleza.

*

 ** 

Cuando triunfemos en lo que estamos haciendo, esto será un principio, no un final. Es la base de una nueva consciencia en la tierra – una consciencia con posibilidades infinitas de manifestación. El adelanto o progreso eterno solamente existe en la manifestación, y más allá de ella no hay adelanto o progreso.

Si la redención del alma de la vestidura física es el objeto, entonces no hay necesidad de la supramentalización. El espiritual Mukti y el Nirvana son suficientes. Si el objeto es levantarse a los planos suprafísicos, entonces también no hay necesidad de la supramentalización.Uno puede entrar en alguna clase de cielo allá arriba por la devoción al Señor de ese cielo. Pero eso no es un adelanto. Los otros mundos son mundos tipificados (typal), cada uno fija su propia clase, tipo y ley. La evolución está pasando en la tierra y por lo tanto la tierra es el lugar apropiado para el adelanto. Los seres de otros mundos no progresan de un mundo a otro. Ellos permanecen fijos en su propio tipo.

Los Vedantas monísticos puros dicen, todo es Brahma, la vida es un sueño, una irrealidad, solamente Brahma existe. Uno llega al Nirvana o al Mukti, entonces uno vive solamente hasta que el cuerpo se cae – después de eso no hay tal cosa que se llame vida.

Ellos no creen en la transformación, porque la mente, la vida y el cuerpo son una ignorancia y una ilusión – la única realidad es el Yo o Brahma y su no – relación . La vida es una cosa de relaciones; en el puro Yo, toda la vida y la relaciones desaparecen. ¿Cuál sería el uso o la posibilidad de transformar una ilusión que nunca podrá ser nada más (aunque esté transformada) que una ilusión? Para ellos no hay tal cosa como la "la vida Nirvánica".

Es solamente que algunos yogas aspiran a la transformación de cualquier clase excepto, esa de la ignorancia al conocimiento. La idea varía, – algunas veces un conocimiento divino o poder u otra cosa, o la pureza divina, o una perfección ética, o el amor divino.

Lo que se tiene que vencer o rendir es la oposición de la Ignorancia que no quiere la transformación de la naturaleza.

Si eso puede ser vencido, entonces, las viejas ideas espirituales no serán un obstáculo.

No es la intención el supramentalizar la humanidad en general, sino establecer el principio de la consciencia supramental en la evolución terráquea / terrenal. Si eso se hace, todo lo que se necesita será evolucionado o irá evolucionando por el Poder supramental mismo.

No es importante por lo tanto que la misión se propague. Lo que es importante es que la cosa debe ser hecha de todas maneras en cualquier escala numérica por pequeña que sea; esa es la única dificultad.

Si la transformación del cuerpo es consumada, eso significa que no habrá ningún sometimiento y ligadura a la muerte – eso no quiere decir que uno será limitado a guardar el mismo cuerpo por todo el tiempo. Uno crea un nuevo cuerpo para uno mismo cuando uno quiere cambiar, pero cómo eso será hecho no se puede decir ahora. El método presente es por el nacimiento físico – algunos ocultistas suponen que el tiempo vendrá cuando eso no sea necesario– pero esta pregunta debe ser dejada para que la decida la evolución supramental.

Las preguntas acerca de la supermente no pueden ser respondidas beneficiosamente ahora. La supermente no puede ser descrita en términos que la mente entienda, porque los términos serán mentales y la mente los entenderá en una forma y sentido mental y perderá su verdadera importancia. Por lo tanto eso sería una pérdida de tiempo y energía los cuales deberán ser invertidos en el trabajo preliminar – la transformación psíquica y espiritual del ser y su naturaleza, sin lo cual ninguna supramentalización es posible. Dejemos que toda la naturaleza dinámica guiada por la psiquis se haga perfecta en la luz, la paz, la pureza, el conocimiento y la fuerza de la dinámica espiritual; dejémosla después obtener experiencia de los planos intermedios espirituales y saber, sentir y actuar en ese sentido; entonces será posible al fin, hablar de la transformación supramental.